17 nov. 2011

Twitter. (I)

Hace aproximadamente 2 años, en Octubre o así de 2009, me abrí una cuenta en Twitter. ¿El nombre? @FreakTerritory. En honor a un blog homónimo, de un viejo amigo, aprendiz y... compañero. Al principio, Twitter me parecía algo demasiado freak (de hecho, por aquel tiempo era como una red social muy geek), y con mis otros blogs y demás en proceso... no le di mucho uso.

En las ExMundis de 2010, fecha en la cual conocí a Lothi, y en la cual mi blog ya estaba teniendo su marcha, me comentó que los GRANDES BLOGGEROS estaban retirandose hacia Twitter. En mi afán de llegar a ser grande, retomé mi cuenta de Twitter y empecé a microbloggear. Al cabo de unos meses, me había hecho un hueco en esa comunidad. Empecé a ser más conocido, e incluso a conocer gente interesante por esos lares. Conocí a Mery, anteriormente citada en otra entrada, una chica fantástica sin duda, entre otras personas.

Me dedicaba sobretodo a trollear por ahí, y a divertirme puteando a gente que ni conocía. Hasta... hasta que un día me topé con Inés. Inés apareció un día que me llegó por casualidad (quizás algún RT) una twitcam (un streaming en directo a través de una webcam y difundido vía twitter), protagonizada por ella. Arisca, ofensiva, y... y preciosa. Una cosa llevó a la otra, empecé a tener contacto con ella, y me aventuré a dejar que me conociese, y conocerla yo a ella. Averigué muchas cosas sobre su persona. Demasiadas. Aunque ella diga que solo lo que ella quiso dejar ver. Todo medianamente bien, hasta... hasta el día 7 de Junio. De 2011. Inés desapareció de mi vida por razones que preferiría no relatar.

Tambien conocí a Isa, otra chica estupenda y preciosa. Otra que intenté ligarme. Otra que no conseguí. El contacto se perdió con el tiempo, pero aún se de ella gracias a Twitter.

El conocer a Inés me llevó a toparme con Raquel, posiblemente la mejor persona que he conocido nunca. Alegre, simpática, preciosa, siempre sonriente... Demasiado buena para ser humana. Raquel pasó por algunos problemas, a los que yo, ingenuo que fui, intenté poner fin para únicamente conseguir mi propio dolor y putear a alguien (esta es la parte divertida) a quien NO PIENSO NOMBRAR.

Pero, entre todo esto, hubo otra persona: Paula. Mi pequeña princesita. Lástima, que cometí muchos errores al no saber controlar mi furia interior, le hice mucho daño (llegó a llamarme de noche, llorando, borracha, solo para insultarme) y no me lo voy a perdonar nunca... En fin.

Aquella que no pienso nombrar, será llamada... La Rata. La Rata es una zorrita que ha puteado a muchos, sin saber lo que hace. Cuando La Rata apareció, yo, cruelmente, la manipulé y aproveché para llevarmela al catre. Lo conseguí, pero... a qué precio. Al aparecer ella, tambien apareció otra persona especial en mi vida. Se llama Rosa, una buena amiga de la anterior mencionada Paula, alguien que sacaba lo mejor que hay en mi... hasta que una vez, no por culpa suya, salió algo que nunca debió ver, y por causas que desconozco, la hicieron alejarse de mi. Aunque, tiene razón cuando dice que soy un maltratador, un perturbado mental, un asesino... No me gusta ser así. Y por ellas, pienso cambiar, cueste lo que cueste.

Inés, Paula y Rosa,  han sido las personas más importantes que he conocido hasta ahora en Twitter, pero las tres se alejaron de mi, por mi culpa.

Otras personas importantes, y grandes amigos que hice gracias a Twitter, son gente como Fox, Alba, Jaira, @AbsolutedHeart, Winda, Zaira... Son algunos de los que echaré de menos, cuando este domingo día 20 de Noviembre, @FreakTerritory abandone permanentemente Twitter.


¿Continuará esta historia? Pronto lo sabrás.

No hay comentarios:

Oh, cuanta gente se pasa por aquí.