28 abr. 2012

Avengers y DOF

Ayer por la tarde, estrenaron The Avengers en el cine. Como no, organicé una KDD a la que solo fuimos 4 personas, a la primera sesión. Esas 4 personas fuimos Alvaro (compa de clase), Takka (nunca antes mencionado, un buen amigo), Shady (de la que ya deberías haber oído hablar) y un servidor.

La verdad, hacía muchísimo que no pasaba una tarde tan divertida. En el cine, no parábamos de despollarnos con el carisma de Tony Stark (aka Ironman), para Shady tuvimos que pedir una fregona (no, pero habría sido divertido haha), y en general... buah, sin duda una de las mejores películas que he visto en largo tiempo.

Tras verla, fui incitado a patearme medio eBay en busca de merchandasing de The Avengers para comprar, pero como estoy sin un duro, DADO EL HECHO DE QUE FALTAN TAN SOLO 27 DÍAS PARA EL DÍA DEL ORGULLO FRIKI, pues tendré que añadirlo a la Wishlist y esperar a que tenga algo de pasta ahorrada.

Hablando del DOF... ¿ya he dicho que faltan solo 27 días? Entre eso, que tengo 2 GB de RAM más en el portátil y que dentro de una semana tendré mi nuevo micro (un Intel Core 2 Duo T7100) instalado... bueno, estoy emocionado *-* ¡Al fin mi portátil podrá competir con otros portátiles! Pero lo más importante es que la semana que viene me agencio la camiseta del DOF, ergo tengo que... pedírsela el miércoles al Señor Buebo.

Este mola menos que los anteriores pero lo compensan con... ¡Las frikicards! Tengo que organizar una KDD o algo, por cierto, para el DOF.

A parte de esto, tras taaaaaanto tiempo sin actualizar, debo decir que... Tengo hambre.

¡Hasta más ver!

12 abr. 2012

Como el amor de una madre, no encontraremos otro

Como bien dice el título, como el amor de una madre, no hay otro.

Esta entrada, en principio, pensaba dedicarsela a mi madre, la persona que más me ha apoyado siempre, en todos los problemas que he tenido con la sociedad en si misma, pero he decidido que será una entrada dedicada a TODAS LAS MADRES DEL MUNDO, puesto que todas y cada una son únicas.

Hablaré un poco sobre mi madre, primeramente.

Mi madre es la persona que más me ha apoyado nunca, que me ha cuidado siempre, desde que era un bebé incapaz de valerse por si mismo, hasta ahora, que con mis casi 19 años puedo hacer mi propia vida. Siempre se ha preocupado por mi salud, por que no me falte de nada, por que no me vea solo en el mundo... Me ha cuidado cuando he estado enfermo y cuando no, ha estado a mi lado cuando la sociedad me apartaba, me aceptó desde un principio tal y como soy, aun a sabiendas de que nunca he sido ni seré como los demás.

Me apoyó cuando le dije que no pensaba hacer el bachiller, aunque me ayudó a tomar otra decisión y a plantearme incluso el llegar hasta la universidad. Me apoyó cuando dejé el bachiller y decidí tomar otra vía. Siempre estuvo ahí y siempre me hizo sentir mejor... Le debo mucho a mi madre.

A través de twitter, acabo de contar una pequeña historia sobre mis orígenes en el mundo del rol, y que ha acabado relatando como mi madre, aun a pesar del miedo existente en la sociedad a dichos juegos, me comprendió y me animó a seguir adelante si era eso lo que me hacía feliz.

Mi madre... si, esa gran persona. Pero, no es una entrada para hablar solo de mi madre, sino de las madres de todo el mundo. Las madres de todos nosotros, queramos aceptarlo o no, son quienes nos dieron la vida y, aunque tengas una mala relación con tu madre actualmente, siempre sabrás que fue ella quien te alimentó y quien te cuidó durante años. Quien te hizo llegar a donde estás, porque tu madre, inició todo lo referente a tu vida.

Oh si, las madres... Debería haber algo más que un comercial "Día de la Madre". Los 365 días del año deberían ser el "Día de la Madre". Deberíamos homenajear a diario el sacrificio que realizaron estas por nosotros. ¿A qué esperas? Corre, busca a tu madre, dale un gran abrazo y dale las gracias por haberte ayudado a estar donde estás.

6 abr. 2012

War

La guerra... Los conflictos armados entre grupos, ya sean de diferentes países o del mismo, con diferentes ideas. La guerra, esa creación de la humanidad en la que seres humanos son masacrados por un ideal, donde vidas son arrancadas.

La guerra es una idea que hace ganar dinero a mucha gente, desde traficantes de armas y gobiernos, hasta empresas creadoras de videojuegos. Me gustaría remarcar este último hecho.

Los chavales de hoy en día, piden, no, EXIGEN a sus padres que se gasten el dinero en una XBox o en una PS3, junto con alguno de la saga de Call of Duty, en especial los de la trilogía Modern Warfare y el Black Ops, o incluso algún Battlefield. Dichos chavales, creen que matar es muy fácil, que las guerras modernas son tales y como lo pintan en los videojuegos (aunque en parte no se equivocan) y que es todo tan fácil como parece.

Pero, nada es tan simple... Durante un enfrentamiento, se crean una serie de relaciones entre los allí presentes, algo más que simples compañeros... Como se muestra en la mini-serie de TV, Hermanos de Sangre. Entonces, mientras estás en combate, uno de tus compañeros cae, es herido y tu, TU, eres su única salvación. Tu eres su única salida. Y no puedes hacer nada, y ves como su herida se agrava, y ves como después de intentar salvarle la vida, muere delante de tus ojos.

Ahora, alguno preguntará que quién soy yo para decir eso, que si esto, que si lo otro, bla bla bla. Tras varios años jugando al Wolfenstein ET, al CoD, al BF, etc, aunque sean solo videojuegos, se crea un compañerismo especial, ya que muchos de esos conjuntos de bits, te ayudan a lograr un objetivo, y... es como cuando lees un libro, y te encariñas con un personaje, cuando muere, te duele hondo.

En el airsoft uno se siente peor. Mientras estas ahí, ves las balas volar por tu cabeza, atravesarte, mientras tu, y tu camarada os escondéis acojonados ante el fuego de 3 enemigos en un nido, mientras decides salir, darle fuego de cobertura a tu aliado y que salga a buscar otra posición de fuego... PERO ENTONCES, VES COMO LE ANIQUILAN. Ves como quedas solo ante el enemigo, y sientes una impotencia tremenda, una mezcla de miedo, y angustia indescriptible... Una sensación... que te hace pensar, ¿por qué combatimos? ¿Qué tiene esto de divertido? ¿Por qué?

Quizás sea que yo me meto demasiado en el enfrentamiento, y en cada videojuego, serie, o película bélica que veo.

Oh, cuanta gente se pasa por aquí.