1 jul. 2010

The fall of two heroes. (Historia de dos Death Knight I)

Dos héroes es lo que fuimos. Dos grandes héroes de la Alianza... Hasta que fuimos llamados para combatir a la Plaga en Lordaeron...

Mi compañero, amigo, casi hermano... Loriaz Hojaverde... el elfo cazador de Darnassus y yo, Wilus Ironforge, sacerdote de la Luz al servicio de la Alianza, partimos camino de la purificación de este mundo... a Lordaeron.
Lo que no sabiamos era la terrible amenaza que nos esperaba alli...

Arthas Menethil, hijo del buen rey Therenas de Lordaeron, habia logrado su objetivo: capturar la Frostmourne antes que los demás miembros de su expedición en Rasganorte, con la que podria derrocar a la Plaga acechante, pero la hoja rúnica iba acompañada de una flamante armadura que solo deberia portar el rey Exánime, carcelero de los malditos. Dicha armadura tambien fue encontrada en casi su totalidad por Arthas. Enloqueció, la espada le dominaba, y entre delirios y sueños de nueva grandeza para la Plaga, aniquiló a su padre y comenzó una ardua batalla por el destino de las buenas gentes de Azzeroth. Ahora, con un nuevo rey, la Plaga se volvió imparable, y los vamos intentos del pueblo por evitar las masacres fueron en vano. Stratholme fue aniquilada en su totalidad presa de las llamas, alegando la expansión de la Plaga en aquella bonita ciudad... Héroes de la Alianza y de la Horda se unieron, dejando de lado sus diferencias para eliminar el mal acechante de nuevo... Ahi estabamos nosotros.

Acudimos a la llamada de la Alianza y el Alba Argenta para luchar contra nuestros nuevos enemigos. Ferozmente luchamos, pero aun asi, eran demasiados. Un grupo de soldados de la Alianza entre los que nos encontrabamos Loriaz y yo, fuimos enviados a buscar la ayuda de la Cruzada Escarlata, aferrimos enemigos del Alba Argenta, enemigos de todo lo que no sea humano, por temor y miedo a la no-muerte. No nos ayudaron, en su lugar intentaron acabar con nosotros, pero gracias al magnifico equipo que formabamos, derrotamos a la Cruzada Escarlata en su propio territorio...


Héroes de la Alianza, es lo que fuimos. Volvimos a entregar el "mensaje" de la Cruzada a nuestros camaradas, no contariamos con el apoyo Escarlata.

Las hordas de no-muertos caian una y otra vez a nuestros pies. Eran erradicados como moscas. Aun asi, eran demasiados y muchos de los nuestros fueron cayendo... El primero en caer, fue Alexandros Mograine. Uno de los grandes... Su hijo Darion heredó la Ashbringer, espada capaz de derrotar todo mal existente sin esfuerzo... Una lástima, Darion tambien cayó a manos de la Plaga, cuando arduo en deseos de reencontrarse con su padre, convertido en uno de los Caballeros de la Muerte de Arthas, se sacrificó y se entregó a la Plaga.

Loriaz y yo seguiamos combatiendo, codo con codo, contra nuestros muertos enemigos, sintiendo gran pena y pesar por la muerte de los líderes de nuestra resistencia. Pronto, nos vimos superados en demasiados, no podiamos con tantos a la vez... Entonces fue cuando yo cai. Una horda de no-muertos me arrastró a la muerte... Wilus Ironforge habia caido. Un sacerdote al servicio de la Luz y de la Alianza, cayó en manos del rey Exánime... Sin mi ayuda, Loriaz no pudo sobrevivir mucho tiempo. Tambien fue arrastrado a manos del rey Exánime...

Nos llevaron hasta el Bastión Acherus, donde Kel'Thuzad, llegado desde Naxxramas, se encargó personalmente de reanimar nuestros cuerpos y de convertirnos al servicio del rey Exánime... como dos de sus Caballeros de la Muerte. Sometidos a un duro entrenamiento basado en las enseñanzas de lo profano, la sangre y el dolor, y el poder de la escarcha... A duros combates a muerte con otros iniciados, a asesinar a nuestro mejor amigo en vida... Nos convirtió en armas de combate de gran poder.


Mas no acaban aqui nuestros entrenamientos, como Caballeros de la Muerte entrenados y equipados por la Orden de la Espada de Ébano, se nos encomendó una serie de misiones en las que deberiamos probar nuestra vocación por nuestro nuevo maestro... y derrotar a la Cruzada Escarlata...



CONTINUARÁ...

A que mola mi nueva megafrikada? xD Es la historia de los DK de L y mio en el WoW, continuaré con la segunda parte otro dia.

2 comentarios:

DamagedBrainzs dijo...

xdddd estás loco xD

pero eso mola

John Salvatore dijo...

Claro que mola joder xDD

Oh, cuanta gente se pasa por aquí.